Publicidad

¿Qué hacer cuando sufrimos un drawdown en nuestro sistema de trading?

A muchos inversores la palabra “drawdown” les sonará a chino. Más aún si no son inversores habituales en sistemas automáticos de trading. Pero para éstos últimos, esta palabra es bastante conocida. Para los que lo desconozcan, el drawdown o retroceso de la curva de resultados, nos mide el retroceso actual en la curva de resultados respecto al anterior máximo en dicha curva.

Así pues, si por ejemplo hemos estado invirtiendo en un sistema y hemos llegado a ir ganando 10.000 euros con él, y actualmente sólo vamos ganando 7.000 euros, estaremos sufriendo un drawdown de 3.000 euros. El drawdown seguirá vigente hasta que la curva de resultados no supere el anterior máximo de ganancias, es decir, hasta que no supere los 10.000 euros.

La realidad es que el concepto de drawdown no tiene por qué ir vinculado a la operativa con sistemas automáticos de trading, ya que es aplicable a cualquier metodología de inversión. Lo que ocurre es que en metodologías discrecionales es complicado tener datos históricos objetivos para poder analizar el drawdown y por ello, el uso de este estadístico suele ser más habitual en inversores que operan mediante sistemas automáticos de trading.

El valor del drawdown se suele utilizar para determinar el nivel de riesgo de nuestro sistema de trading, ya que el drawdown influye de manera directa en el capital mínimo con el que hemos de contar para invertir en un determinado sistema de trading. Así, por ejemplo, en Autotradingbot solemos establecer el Capital Mínimo Recomendado para operar un sistema como la suma del Drawdown Máximo Histórico de dicho sistema más las garantías que el broker Interdin solicita. Cuando hablamos de combinaciones, el drawdown máximo histórico de la combinación se multiplica por 1,5 y se suma a las garantías requeridas por Interdin para la cartera, y así se determina el capital mínimo necesario para dicha cartera.

Como se puede intuir, el análisis del drawdown es sumamente importante a la  hora de evaluar si un determinado sistema de trading es susceptible de ser operado o no. Y a pesar de su importancia, muchos inversores se preocupan únicamente de lo que el sistema gana históricamente, sin tener en cuenta lo que ha tenido que sufrir el sistema para poder obtener esos resultados finales. Nosotros solemos decir que de nada
nos sirve un sistema que gana 100.000 euros al año si éste ha sufrido drawdowns de 40.000 euros que no vamos a estar preparados (psicológica y/o financieramente) para soportar. Por ello, es importante analizar a fondo el drawdown y asumir que antes o después sufriremos éste en nuestra cuenta. Entender lo que puede ocurrir cuando un sistema (o combinación de sistemas) sufre un drawdown es de vital importancia para mantener la confianza en el mismo en las malas épocas (sic, en las épocas de drawdown).

Por ello, y dado que la textura del mercado en este 2009 está haciendo que muchos sistemas se aproximen (o incluse superen) sus drawdowns máximos históricos, creemos necesario explicarle con datos objetivos y claros lo que está ocurriendo en la actualidad, lo que ha ocurrido históricamente en situaciones similares a la actual y en definitiva, la mayor información posible para que cualquier decisión que tome sobre sus inversiones en sistemas automáticos de trading, cuenten con el mayor nivel de información posible y así pueda tomar decisiones más profesionales. Para ilustrar nuestro estudio, hemos utilizado el sistema Id 16 Buho, uno de nuestros mejores sistemas históricos que en los últimos meses ha entrado en una espiral de malos resultados que le ha llevado a superar en las últimas sesiones su anterior drawdown máximo histórico. Comenzamos pues.

¿Es normal que un sistema supere su drawdown máximo histórico?

La realidad es que el valor del drawdown máximo histórico es un valor totalmente dinámico que puede ir variando históricamente dentro de unos límites. Los motivos pueden ser variados, pero los más normales son los cambios en las texturas del mercado (niveles de cotización de los índices, niveles de volatilidad, nivel de fuerza de la tendencia, etc…). Lo normal es que cuanto mayor número de operaciones tengamos, el drawdown tienda a estabilizarse y si se producen incrementos del drawdown máximo histórico sea de forma
suave. Por ello, el hecho de que un sistema supere su anterior drawdown máximo histórico no significa ni mucho menos que dicho sistema haya dejado de funcionar. Veamos por ejemplo en el sistema Id 16 la evolución del drawdown máximo histórico desde el año 2001.

Año Drawdown Máximo Nº veces en que el drawdown máximo se ha superado
2001 3836 6
2002 4217 1
2003 4531 2
2004 4531 0
2005 4795 2
2006 4795 0
2007 4795 0
2008 6174 2
2009 7639 2

Lógicamente, el primer año es el más inestable, ya que partimos sin operaciones anteriores y será muy normal que este primer año de datos tengamos muchos incrementos del drawdown máximo histórico anterior. De hecho, como se puede observar en la tabla anterior, en 2001 se supera el drawdown máximo histórico anterior en 6 ocasiones y se acaba el año con un drawdown máximo histórico de 3836 euros.

En el año 2002, se produce un único incremento del drawdown máximo histórico anterior, elevándose éste hasta los 4217 euros. En 2003, dos nuevos incrementos pero que sólo elevan el drawdown hasta los 4531 euros. Desde el 2003 hasta el 2007 se producen sólo 2 incrementos más, llevando el drawdown máximo histórico a finales de 2007 hasta los 4795 euros. Luego en 2008 y en 2009 si se han producido 4 incrementos (2 cada año) del drawdown máximo histórico, llevando el drawdown máximo actual a cifras cercanas a los 8000 euros. Si quitamos del análisis los cuatro primeros incrementos del 2001, ya que eran drawdowns insignificantes y muy fácilmente superables, tendremos un total de 11 incrementos del drawdown máximo histórico en estos últimos 8 años, con un incremento promedio respecto al anterior drawdown máximo histórico del 15% aproximadamente.

Vemos por lo tanto que superar el drawdown máximo histórico anterior está dentro de lo posible en la inversión con sistemas automáticos de trading. Pero lo mejor de todo no es saber que eso es algo normal. Sino constatar que todos esos drawdowns han sido siempre recuperados. Es decir, a pesar de haber superado el drawdown máximo histórico anterior, el sistema termina por recuperar todas esas pérdidas y hacer un nuevo máximo en la curva de resultados. Y además, esto siempre ha ocurrido en las más de 80 ocasiones anteriores en las que el sistema ha sufrido un drawdown (por muy pequeño o grande que éste haya sido).

Conclusión

Este mismo estudio lo hemos aplicado a otros sistemas de distinta filosofía y los resultados y conclusiones son muy similares a las del Id 16. En particular destacamos el estudio sobre el Id 47 BetaCon, que opera sobre el futuro del Eurostoxx. Este sistema mantuvo su drawdown máximo histórico inamovible desde 2002 hasta 2007, año en el que sufrió el aumento del drawdown máximo histórico anterior en hasta 7 ocasiones, pasando su drawdown máximo desde los 825 euros que tenía antes de 2007 a los 2036 que tenía a finales de ese año. ¿Significó eso que el sistema había dejado de funcionar? Ni mucho menos: en 2007, a pesar de haber tenido esos incrementos de drawdown, el sistema terminó en ganancias. En 2008 el sistema ganó algo más de 5000 euros por contrato (nada despreciables teniendo en cuenta que su capital mínimo recomendado es de algo menos de 3000 euros).

Por todo lo anterior, podemos concluir que la situación actual que sufren muchos sistemas en general (y el sistema Id 16 en particular) en los que nos encontramos en niveles muy cercanos a los drawdown máximos históricos de los sistemas, no sólo no debe ser un momento de preocupación para aquellos que tienen el sistema activado en su cuenta, quienes deben tener esperanza y mantener la confianza en el sistema y en sus resultados estadísticos históricos, sino que es una excelente oportunidad para aquellos inversores que no tengan éste sistema activo en su cuenta aún y quieran aprovechar la oportunidad que el sistema les brinda actualmente. El potencial de recuperación del drawdown es enorme y la posibilidad de que el drawdown continúe increméntandose es muy pequeña y remota.

Esperamos que éste artículo haya sido de su interés y quedamos a su entera disposición para cualquier duda que le surja.

Saludos,

José Ramón Díaz Serrano

José Ramón Díaz Serrano es Experto en Sistemas de Trading y Agente de Interdin.com. Además es responsable de Misterbroker.com, la principal red profesional de desarrolladores de sistemas de trading.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *