Publicidad

El análisis técnico II

Recordar nuestro último artículo, en el cual enumeramos los tres fundamentos básicos en los que se basa el análisis técnico y la gran mayoría de estrategias de trading. Comentamos que los movimientos del mercado, sus variaciones de precio, lo descuentan todo. Ahora vamos a comentar el segundo punto.

 

Los precios se mueven por tendencias.

El movimiento de los mercados siguiendo tendencias definidas, es un hecho irrefutable para un analista técnico. Ya comenté en otra ocasión que hay autores y traders que no están de acuerdo con este punto, es más opinan todo lo contrario, que los mercados se mueven sin tendencia definida. Estos autores exponen como alternativa al análisis técnico,  la teoría del “random walk” (paseo aleatorio), que sostiene que los cambios en los precios de los activos son variables aleatorias independientes e idénticamente distribuidas, esto significa que el estudio de las variaciones pasadas de los precios y sus volúmenes,  no contiene información que ayuden aun trader a obtener de manera consistente mayores beneficios que los que lograría una inversor cuya estrategia fuese comprar y mantener un determinado activo financiero. Es decir, las variaciones de precios históricos de los activos cotizados, no sirven para predecir el comportamiento futuro de los mismos, ni para evaluar la distribución de probabilidad de los cambios de los precios. Para los traders que desarrollamos estrategias que sigan la tendencia el mayor tiempo posible, y que además, sólo podemos estudiar la fiabilidad de nuestros sistemas de trading utilizando las bases de datos históricas, esta teoría no es aceptable. Si los mercados financieros se moviesen de manera aleatoria e impredecible, de nada servirían las estrategias que desarrollamos y que han mostrado su efectividad en el pasado, las ganancias que una estrategia seguidora de tendencia obtuviera, sería meramente anecdótica para estos autores, pura suerte por así decirlo.

Hay otra serie de autores que estudian el mercado utilizando complejos modelos matemáticos, en los que intentan simular el comportamiento del mismo como un sistema caótico (que no desordenado), la idea que defienden es que los mercados se comportan de manera irracional y compulsiva, aparentemente de forma aleatoria e impredecible – como postula en random walk-, pero según estos autores este comportamiento caótico responde a una estructura geométrica que confiere a los mercados una organización que los hace predecibles, más adelante desarrollaremos estos conceptos sumamente interesantes.

Aunque es un hecho ampliamente aceptado que los mercados se mueven en tendencia, si que hay determinados momentos en que pueden comportarse caóticamente, como en los periodos sin tendencia, de alta volatilidad, y en momentos en los que se producen reacciones desproporcionadas ante determinados factores. Pero si miramos los gráficos de los índices mundiales, especialmente los Estadounidenses, con bases de datos de más de cien años, veremos que la mayor parte del tiempo los mercados se mueven tendencialmente. Es importante entender que los mercados no se mueven en línea recta en ninguna dirección. Los movimientos en los precios se caracterizan por un movimiento zigzagueantes con sus respectivas crestas (o picos)  y valles. La dirección de estas crestas y valles es lo que constituye la tendencia del mercado, las cresta y valles ascendentes constituyen una tendencia al alza, las cresta y valles descendentes constituyen una tendencia al a la baja, los movimientos laterales se caracterizan por cretas y valles horizontales, sin una secuencia clara entre máximos y mínimos.

En cuanto a su duración las tendencias se pueden clasificar por principales, generalmente de más de un año, intermedias entre uno y seis meses, y menores por debajo de un mes.

 

dax-tendencia-principal.jpg

Pincha el gráfico para mapliar.

 

El gráfico superior es del Dax Xetra en escala mensual, este es uno de los índices más tendenciales que existen, podemos observar en verde las líneas de tendencia alcista, y en rojo las de tendencia bajista, los rectángulos azules corresponden a los periodos sin tendencia definida. Aqui se puede visualizar con claridad lo que son las tendencias principales. Si os fijáis en la parte final del gráfico, que corresponde a este período de alta volatilidad, veréis que es aún inapreciable su efecto en la tendencia principal. 

Los mercados no sólo se mueven en tendencia, sino que además estas se autorefuerzan. Una tendencia, sobre todo las principales, a medida que se desarrollan tienen más probabilidades de continuar que de retroceder. John Murphy, uno de los mejores autores sobre análisis técnico, compara esta situación con la primera ley del movimiento de Newton, esta ley dice: “en la ausencia de fuerzas exteriores, toda partícula continúa en su estado de reposo o de movimiento rectilíneo y uniforme respecto de un sistema de referencia inercial”, es decir que la tendencia en movimiento seguirá en la misma dirección hasta su agotamiento y vuelta atrás.

En el próximo capítulo seguiremos desgranando los aspectos fundamentales del análisi técnico.

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *